Demand Sensing le permite incorporar datos detallados de la demanda a la previsión a corto plazo, para reducir el error de previsión hasta en un 50 %, aumentar el rendimiento del inventario hasta un 20 % y distribuir el inventario a los intermediarios (por ejemplo, centros de distribución) de forma óptima.

Los datos intermedios, como los de clientes y de canal, se utilizan para identificar tendencias en la demanda, detectar problemas a tiempo y eliminar la latencia entre la planificación y lo que realmente está sucediendo en la cadena de suministro. Cuanto antes se identifiquen las desviaciones, más rápidamente y con mayor inteligencia podrá responder una empresa.

Demand Sensing importa datos recientes sobre la demanda diaria, detecta inmediatamente cambios en la demanda comparando estos datos con un patrón estadístico detallado y evalúa la importancia estadística del cambio. Analiza la demanda real en periodos cortos para ejecutar ajustes automáticos en la previsión a corto plazo utilizando reconocimiento probabilístico de modelos y análisis predictivos para detectar modelos en pedidos de reaprovisionamiento y para identificar y reaccionar rápidamente a cambios inesperados en la demanda del cliente.

Nuestra tecnología de Demand Sensing puede capturar y analizar las señales de demanda de:

  • El siguiente intermediario en su cadena de suministro, como un punto de recogida en tienda o un almacén
  • Datos POS o transacciones EDI, expandiendo la capacidad de detección a la totalidad de la cadena de suministro
  • Fuentes más avanzadas de “big data” en repositorios de la señal de demanda (DSR, Demand Signal Repositories), tales como tendencias macroeconómicas, redes sociales y comportamiento de los clientes de Internet.