La complejidad de las empresas va en aumento, impulsada por el marketing multicanal, la promoción sobre la demanda (medios de comunicación, promociones, NPI) y el comportamiento de compra en internet. Por desgracia, la mayoría de las empresas siguen haciendo sus previsiones basándose en algoritmos complicados y en series temporales de datos de ventas acumuladas históricas. Esta incapacidad para analizar y explotar la ventaja que supone contar con nuevos datos hace que la precisión de la previsión sea peor, cuando realmente podría ser mejor. Lora Cecere de Supply Chain Insights muestra como las empresas de producción de alimentos han “…perdido un 1% de su margen de operaciones y han aumentado la media de sus inventarios en un 22% a lo largo de la última década”.

La buena noticia es que la mayor parte de las empresas de alimentación y bebidas ya cuentan con los datos que precisan para lograr mejoras importantes en su cadena de suministro. Armados con un potente sistema de análisis de la demanda y herramientas para la optimización de la cadena de suministro, los clientes de ToolsGroup se enfocan hacia una previsión basada en el mercado. Capturan y modelan las particularidades del mercado que impactan en la demanda, eliminando ruido, y mejorando la previsión, el inventario y los niveles del servicio.

Las empresas de alimentación y bebidas alcanzan unos niveles de servicio sostenibles de hasta un 99+%, generalmente con un 20% menos de inventario global. Aumentan la vida del producto en la estantería, mantienen el producto “fresco” y minimizan el riesgo de que éste se estropee, a la vez que reducen la cifra de devoluciones por caducidad del producto.

El modelado de la demanda (Demand Modeling) incorpora elementos internos y externos como perfiles de demanda estacional, mientras que la captura de la demanda (Demand Sensing) adquiere datos de la demanda a diario, con objeto de detectar cualquier cambio a corto plazo en la demanda. La optimización del inventario y el reaprovisionamiento ofrecen unos niveles de servicio al cliente muy elevados, incluso a través de redes multinivel. El sistema también aborda cuestiones como las limitaciones en materia de fecha de caducidad del producto, planificación de la capacidad disponible a largo plazo, limitaciones en el transporte (como, por ejemplo, en los casos de pedidos de cantidades mínimas) y procesos SI&OP.